Subscribe to my full feed.

21 mayo 2007

Charlie se fue

Aviso navegantes, cualquier similitud de este relato con la realidad es pura coincidencia

------------------------------------------------------------------------------------

Charlie era un joven normal y corriente, igual que podemos serlo tu o yo, pero con la diferencia , o no, de que nunca había sido feliz. Habia tenido una infancia problematica, más de lo que la mayoría se piensa, jamás había podido confiar en nadie por que todo el mundo se reia de él, le ridiculizaba, le insultaban, y el únicamente podía defenderse como sabía, es decir, con violencia. Pero por más que peleaba y luchaba, el dolor nunca paraba, aunque ya no las dijeran, las burlas y las palabras resonaban una y otra vez en su cerebro, incluso años despues de que dejara de ver a quien las pronunciaban.

Paso el tiempo y Charlie conoció a una chica, esta chica le prestó atención le escuchaba, confiaba en él y Charlie pensó que era feliz así, pero pronto se dió cuenta que quería más, no podia dejar de pensar en besar los labios de esa chica, de fundirse con ella, como si fueran un solo ser. Pero no dijó nada, tenia miedo de perder su amistad, de perder a la única persona en la que confiaba. Y Charlie seguía sin ser feliz, sin estar completo.

Con el paso de los años la amistad entre Charlie y esa chica aumentó, a la vez que el amor que sentía Charlie por ella. Tambien conocieron a más gente, algunos en común otros cada uno por su lado. La chica empezó a salir con algun chico, para desgracia de Charlie que, siendo el mejor amigo de ella, tenía que soportar con mutismo como le contaba lo feliz que era y lo bien que se sentía a su lado. Y Charlie sufría. La chica dejaba a ese chico, o el chico la dejaba a ella, e iba con Charlie a contarle lo mal que se encontraba. Y Charlie volvía a sentir esperanza. Así el círculo se repetía una y otra vez.

Un día en el que Charlie paseaba con ella y otra amiga, les salió al paso un violador, que a punta de pistola les dijo a las dos chicas que se desnudaran, y cómo era mucho para él le ofreció a Charlie a la chica que él quisiera para que se "divirtiera" con ella mientras él hacia lo mismo con la otra, si se negaba le mataria junto a la chica que no violara. Charlie, que habia perdido ya la esperanza de estar con ella, vió como se le abría una oportunidad de oro de cumplir su deseo más oscuro, de perder la virginidad con la mujer que siempre había amado y esperado. Él no lo había pedido, él no lo había provocado, pero estaba ahí. Estaba a punto de decir un nombre cuando la miro a ella.

Se estaba desvisitiendo muy lentamente y tenia los ojos llenos de terror y pánico, estaba claro que para ella iba a ser muy doloroso. Charlie en ese momento comprendió todo de repente, nunca podía haber más de lo que habia entre ellos, la relación que habian forjado durante este tiempo, durante todos estos años era muy especial, no era la típica amistad, era algo mas que eso, y si aceptaba los términos del violador, estaria echandola por tierra. Nadie se lo echaria en cara, nadie le diría que tenía otra oportunidad, pero a los ojos de ella ya no sería la misma persona, todo habría cambiado y lo habría perdido todo a cambio de una sesión de sexo forzado. Y vivir con eso no merecería la pena.

Así que Charlie se lanzó contra el violador y forcejearon. Se oyeron dos disparos, y ambos cayeron desplomados sobre el suelo. El violador murió inmediatamente, para Charlie no fue tan sencillo. Agonizó durante varios minutos y en esos últimos minutos, por algun extraño designio de un poder superior, le fue concedido la clarividencia, pudo ver su funeral, donde fueron sus amigos actuales y alguno de los que Charlie consideraba enemigos, pudo ver como ella se casaba con un hombre, vió como ese hombre le hacía feliz, la vió envejecer y la vió morir, tranquilamente y sin sufrimientos, víctima de la edad. En ese momento, Charlie oyó las últimas palabras de ella, palabras que iban dedicadas a sus hijos, a sus nietos, a su marido y a sus amigos, tanto a los presentes como a los que se fueron. En el último segundo de su vida, Charlie oyo los pensamientos de ella antes de morir, y él estaba en esos pensamientos, ella recordaba que él siempre había estado allí cuando lo necesitó, siempre le había apoyado e incluso murió por salvarla a ella. En ese último segundo de su vida, Charlie supó que ella jamás le había olvidado, que siempre habia tenido un recuerdo suyo en su corazón.

En ese último segundo de su vida, Charlie fue feliz.

------------------------------------------------------------------------------------

Alguno de vosotros ya lo conocereis, pero me apetecía compartirlo con el resto del mundo. Espero opiniones y críticas ;-)

3 comentarios:

Jelen dijo...

Anda que, pobre Charlie.
Pero más vale tarde que nunca.

Me ha gustado.
No te lo voy a criticar, porque no se me ocurre qué, pero sí me gustaría leerte algún día algo que no acabe con el protagonista en el otro barrio. xD

Un beso!

Raxar dijo...

En "El Gordo" no muere el protagonista, y en "La Despedida" tampoco...asi que ya has leido cosas mías en las que no hay muerte del protagonista. :-P

Me alegro que te guste :-D

Un besote!!!

Lirael dijo...

Pues a mi me encanta :P
Tus relatos no son los tipicos
Pese a que en realidad sabia que Charlie iba a morir (no podia ser de otra manera xD), mientras leia la parte en que tiene la vision, aun tenia la esperanza de que sobreviviria, porque es lo que se espera siempre... un final feliz.
Y en realidad lo es, o almenos en parte.

Me gusta ^^